Cuando The New Yorker rechazó un cuento de Gabriel García Márquez

Redacción Centro Gabo

Vie, 11/19/2021 - 21:49

El 15 de julio de 1981, Gabriel García Márquez recibió en su casa de Ciudad de México una carta proveniente de los Estados Unidos. Había sido escrita en inglés por Roger Angell, periodista deportivo y editor de ficción de la prestigiosa revista The New Yorker, y su contenido era tan desalentador como inesperado, pues informaba que la revista había resuelto no publicar un cuento del escritor colombiano.

“Creo que Carmen Balcells le ha informado que, no sin pesar, hemos decidido no publicar su nueva historia, EL RASTRO DE TU SANGRE EN LA NIEVE”, le comunicaba Angell. “La historia se caracteriza por la acostumbrada genialidad de su escritura, pero a nuestro modo de ver la resolución no lleva al lector a aceptar su osado y bello concepto. Esta fue una decisión difícil para nosotros, y le mando nuestras disculpas. Esperamos con gran expectativa tener el placer de considerar más trabajos suyos en un futuro próximo”.

“El rastro de tu sangre en la nieve”, uno de los relatos más emblemáticos de García Márquez, había sido terminado cinco años antes, en 1976. A las oficinas de The New Yorker había llegado una traducción al inglés hecha por Gregory Rabassa, un respetado traductor norteamericano que ya había llevado a la lengua de Shakespeare obras de Mario Vargas Llosa, Julio Cortázar, José Lezama Lima y Miguel Ángel Asturias. Este inusitado rechazo le llegó a Gabo en una época en que la mayoría de los editores consideraba una locura no publicarlo: como novelista, ya había escrito obras maestras como Cien años de soledad, El otoño del patriarca y El coronel no tiene quien le escriba, y como cuentista, había publicado los contundentes relatos de Los funerales de la Mamá Grande y de La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada. 1981 fue, además, el año en que García Márquez regresó a la literatura tras una década consagrada al periodismo militante. Y lo hizo con una obra que impactó por su economía verbal y potencia lírica: Crónica de una muerte anunciada.

Para muchos críticos y amantes de la literatura, la decisión de la revista fue incomprensible. Un juicio que se reforzó el año siguiente, el 21 de octubre de 1982, cuando la Academia Sueca le informó al mundo que García Márquez había sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

En el Centro Gabo compartimos contigo la carta original que le envió The New Yorker a Gabo:

Si estás interesado en el papel que tuvo esta y otras cartas en la vida y obra de Gabriel García Márquez, tal vez te guste esta crónica que hemos hecho al respecto en Centro Gabo: García Márquez, un cartero que llama mil veces.

Continúa Leyendo

Una crónica sobre la importancia de las pesadillas en la vida y obra d...
Seis historias curiosas sobre Bolívar que el escritor colombiano usó p...
82 palabras que el Diccionario Panhispánico de Dudas define usando com...

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.