El Gabo que conocí

Felipe Restrepo Pombo, escritor y periodista colombiano, recuerda sus diversos encuentros con García Márquez.
Por:
Felipe Restrepo Pombo

Pocos periodistas han contado con la suerte de trabajar al lado de Gabriel García Márquez en los inicios de sus carreras. El colombiano Felipe Restrepo Pombo (Bogotá, 1978) es uno de ellos. A lo largo de su vida ha sido editor invitado de la revista Paris Match, editor para Latinoamérica de la revista Esquire, editor cultural de la revista Semana y columnista del diario El Espectador y la revista Gente. Dentro de sus libros publicados se encuentran una biografía del pintor Francis Bacon (Retrato de una pesadilla) y la novela Formas de evasión. Toda esta trayectoria profesional, que hoy se desarrolla en la edición de la revista Gatopardo, comenzó en la revista Cambio, cuando Restrepo Pombo se desempeñó como reportero bajo la tutela de Gabriel García Márquez.

“Vi a Gabo cuando entré a trabajar a la revista Cambio. Fue mi primer jefe, fue mi primer editor, y aprendí periodismo de él”, recuerda el escritor. “Fue mi maestro, aunque él no estaba todo el tiempo en la redacción de la revista; iba ocasionalmente, hablaba con nosotros los periodistas, entraba a los consejos editoriales. Nada más verlo ahí editando su revista fue una experiencia increíble”.

Sin embargo, esta no era la primera vez que Restrepo Pombo se topaba con el Premio Nobel de literatura colombiano y tampoco sería la última. “Yo tuve la enorme fortuna de conocer a Gabriel García Márquez desde que yo era un niño. Él trabajó con mi padre en un proyecto editorial que se llamó la revista Alternativa, y fueron muy amigos. Desde ese entonces, cuando estaba en Bogotá, cuando veníamos a Cartagena, siempre veíamos a Gabo y a Mercedes. Lo vi durante muchos años de mi infancia”, confiesa el bogotano, quien con el tiempo acabó convirtiéndose en un miembro cercano a la familia García Barcha.

“Volví a encontrarme con Gabo en México y empecé a visitarlo a él y a Mercedes regularmente a su casa. Siempre fue muy generoso conmigo y Mercedes lo sigue siendo. Me invitaban a su casa, a cenar, a hablar con ellos, en fin, como un amigo. Esos últimos años lo vi bastante y guardo un recuerdo inolvidable”.

Para Restrepo Pombo esta cercanía personal y profesional con el autor de El amor en los tiempos del cólera le dejó muchas enseñanzas, entre esas la humildad del reportero. “Gabo era, obviamente, un autor reconocido mundialmente, con cientos de miles de libros vendidos, conocido en todo el mundo, admirado por todo el mundo. Pero él decía: ‘yo soy un periodista’. Se sentaba al momento de hacer periodismo al igual que todos nosotros, al cierre, a editar, a trabajar. En ningún momento, ¡en ningún momento!, se hacía sentir o daba la impresión de que él fuera quien era. Era uno más, y yo creo que esa fue una lección no sólo periodística sino de vida de Gabriel García Márquez, su humildad y su gusto por el trabajo, por el trabajo duro y por el trabajo honesto del periodismo”.

Video
Like: 
10