Foto archivo Fundación Gabo
Lectura

Los vallenatos en los que aparece Gabriel García Márquez (Segunda parte)

Nueve canciones de música vallenata que mencionan a Gabriel García Márquez.

Créditos: 
Foto archivo Fundación Gabo
Redacción Centro Gabo

La música vallenata fue siempre una de las bases fundamentales en la narrativa de Gabriel García Márquez. El autor colombiano afirmaba que sus historias se nutrían de los mismos recursos orales con que los juglares vallenatos echaban un cuento al ritmo del acordeón, especialmente la novela Cien años de soledad, que él mismo consideró un gran vallenato escrito en prosa.                            

“Mis influencias, sobre todo en Colombia, son extraliterarias. Creo que más que cualquier otro libro, lo que me abrió los ojos fue la música, los cantos vallenatos”, dijo el escritor en una entrevista concedida a El Manifiesto en septiembre de 1977. “Me llamaba la atención la forma cómo ellos contaban, cómo se relataba un hecho, una historia, con mucha naturalidad. Esos vallenatos narraban como mi abuela”.

Irónicamente, cuando García Márquez alcanzó la fama, los compositores de música vallenata se sintieron influidos por su obra. Muchos lo convirtieron en un personaje dentro sus canciones. En el Centro Gabo habíamos hecho una primera lista con cinco vallenatos en los que se mencionaba a Gabo (ver: 5 vallenatos en los que aparece Gabriel García Márquez). Ahora hemos preparado una segunda lista con nueve vallenatos adicionales que incluyen referencias a la vida y obra del nobel de literatura colombiano. La compartimos contigo:  

 

1. Aracataca espera

Se trata de una composición de Armando Zabaleta en la que se responsabiliza a Gabriel García Márquez del olvido y la decadencia de Aracataca, el pueblo natal del escritor. Fue grabada por Jorge Oñate en 1974 en el álbum Fuera de concurso. En su composición, Zabaleta afirma que a García Márquez “le han regalado dos premios” (el Premio Rómulo Gallegos  y el Premio Internacional Neustadt de Literatura, ambos concedidos en 1972) y que su influencia ni siquiera ha servido para construir un colegio en Aracataca.

 

El escritor García Márquez

hay que  hacerle saber bien

que uno la tierra donde nace

es la que debe querer

y no hacer como hizo él

que su pueblo abandonó

y está dejando caer

la casa donde nació.

En Aracataca está

ese viejo caserón

a donde nació el autor

de Cien años de soledad

y hoy tiene publicidad

por su famosa novela

ni así él ha sido capaz

de hacer nada por su tierra.

Al escritor García Márquez

le han regalado dos premios

y no ha sido capaz de acordarse

de Aracataca su pueblo,

en vez de darle un colegio

que necesita su tierra

lo que hizo fue darle un premio

que se ganó en Venezuela.

 

2. Viejo caserón

Compuesta por Jorge Núñez e interpretada por Los Cañaguateros (en la voz de Pedro García), “Viejo caserón” fue una respuesta en clave vallenata a la canción escrita por Armando Zabaleta. La canción se lanzó en 1975 en el álbum Linda Margarita y advierte que Zabaleta está “criticando por criticar”. También recuerda el Premio Rómulo Gallegos que obtuvo el escritor en 1972 y el dinero que donó al Movimiento al Socialismo de Venezuela.

El argumento principal de Núñez insiste en separar a García Márquez de las irresponsabilidades y negligencias del Gobierno colombiano respecto a Aracataca.

 

Un premio él ha donado

a sus hermanos de Venezuela

él siempre buen colombiano

en su tierra y fuera de ella

No se puede criticar

desvirtuando la razón

sólo por simple emoción

o por deseos de figurar

Si nada ha hecho por su pueblo

siendo escritor eminente

Gabo no ha sido gobierno

mucho menos presidente.

 

3. El engaño

“El engaño” apareció por primera vez en 1976 en el álbum ¡De nuevo! Las estrellas del vallenato de Adolfo Pacheco, su intérprete y compositor. Su tema es la exclusión en el Festival Vallenato de los ritmos de acordeón distintos a los del Magdalena y César. Pacheco critica este reduccionismo regionalista del folclor del Caribe colombiano y menciona que la glorificación de Rafael Escalona que García Márquez hizo en Cien años de soledad ha contribuido a la idea de que sólo existe el vallenato tocado en Valledupar.

 

Buscaron a Alfonso López

hicieron un festival

se valieron de la prensa

y dijeron que el folclor

típico y muy regional

legendario y bullanguero

era de Valledupar

y como en Cien años de soledad

glorificaron a Rafael

hoy el que no toca el ritmo aquel

es como si no tocara na'.

 

4. Documental guajiro

Con letra de Carlos Huerta e interpretación de Alfredo Gutiérrez, “Documental guajiro” fue grabada en 1979 y lanzada en el álbum El Conquistador. Es una reivindicación del folclor de la Guajira y una crítica –como en “El engaño”– al regionalismo excluyente del Festival Vallenato de Valledupar. Huerta propone en su composición la creación de un festival en la Guajira y sugiere que su “padrino” sea García Márquez.

 

Y yo como buen guajiro

quiero sacar de la sombra

¡Ay! El puerto por donde vino

el acordeón a Colombia

Y haciendo bien por el arte

de este festival guajiro

¡Ay! Le pondremos de padrino

al escritor García Márquez.

 

5. El rey de la literatura

En 1982, el año en que García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura, Luis Ovidio Martínez grabó “El rey de la literatura”, un homenaje al escritor, su pueblo natal (Aracataca) y su obra literaria, especialmente Cien años de soledad. La letra la compuso Franklin Benavides y la canción, en la interpretación de Martínez, fue incluida en el álbum Fiesta Vallenata vol. 8.

 

A un gran hijo de Colombia

es a quien vengo a cantarle

que va por nombre Gabriel

y se apellida García Márquez.

Con su pluma inteligente

nuestro nombre engrandeció

con sus novelas famosas

los continentes traspasó.

Entre sus obras grandiosas

me permito mencionar

a la más sublime de todas

que es Cien años de soledad.

Aracataca ya yo me voy

esa es la tierra de donde yo soy

de Aracataca yo vine ayer

esa es la tierra del gran Gabriel.

 

6. Muchas gracias

El cantautor Diomedes Díaz, que antes había mencionado a García Márquez en 1992 con “La reina de Cartagena”, volvió a nombrar al escritor colombiano en 1996 en su canción “Muchas gracias”, un tema dedicado a su fanaticada. Allí Díaz se identifica como un promotor del folclor colombiano y se incluye dentro un selecto grupo de personalidades que han enriquecido la cultura del país: Rafael Escalona, García Márquez, Alejandro Obregón, Fernando Botero, Carlos ‘El Pibe’ Valderrama, Faustino Asprilla, René Higuita y Lucho Herrera.

 

Vivo orgulloso como todo colombiano

de ser cultor de las cosas más bonitas

como Escalona, García Márquez y Obregón

y como Botero el que pinta las gorditas

¡Ay! Como el Pibe, Tino Asprilla y como Higuita

y Lucho Herrera el campeón de los ciclistas.

 

7.Qué diera

“Qué diera”, uno de los diez temas del álbum Tengo fe de Carlos Vives, relata un encuentro frustrado entre Vives y García Márquez. La canción fue compuesta por Vives y lanzada como sencillo en 1997.

 

Y a mí me dijeron

que iba a conocé a Gabito

que ese es hombre importante

pa' la humanidad.

Me puse aquel traje

que me regaló Enriquito

pero al premio Nobel

¡Hombe! Le tocó viajar

 

8. Los amores de Gabo

En “Los amores de Gabo”, Alfonso Cotes Maya inventa una historia para justificar los constantes viajes de García Márquez a La Habana de Fidel Castro. Para el compositor, el escritor colombiano tiene un romance con una cubana y por eso visita tantas veces la isla. La canción fue grabada por Ernesto Mendoza en 1999 para el álbum Por un mundo nuevo.

 

Ya comprendí el porqué Gabito

siempre visita a don Fidel

mariposa amarilla vuela bajito

y si va por el mar se deja ver

Yo no sabía por qué a La Habana

Si aquí en Colombia está Cartagena

pero es que parece que una cubana

le calma su mal y también sus penas

y el pobre Gabito pa’ donde va

se va pa’ La Habana y nada más

Y si va de visita y que a ver al Papa

que de paso bendiga a la muchacha

y le muestre los santos de Aracataca

que Gabo le enseña lo que falta.

Pobre Poncho Cotes, pobre Escalona

que tenga cuidado el pobre Leandro

Viene Gabito con una mona

viene de La Habana enamorando.

 

9. El amor es Rosa           

Se trata de una declaración de amor en la que el compositor, Alain Cárcamo, le pide a García Márquez que escriba una novela –en verso o en prosa– donde la destinataria de la canción sea la inspiración. Fue grabada por Silvio Brito en 2005 en el álbum Los Insuperables.

                                                   

Le voy a pedir a Gabo

que haga una novela

que sea la más bella

ay de este escritor,

porque estoy enamorado

quiero que sea ella

la musa, la estrella

de esta inspiración.

Que la escriba en versos

que la escriba en prosa

se sienta orgullosa

de cuánto la quiero

Que la escriba en chino

francés o italiano

para ella es lo mismo

porque yo la amo. 

Continúa Leyendo

Gabriel García Márquez en Bogotá, 1970. Foto: Nereo López.jpg

Un decálogo para entender la idea de unidad latinoamericana propues...

Diseño de Ilustración Julio Villadiego / Fundación Gabo

Tres textos del escritor colombiano en torno a la Coca-Cola.

Raymundo Gómez Cásseres, 2018

Entrevista con el escritor Raymundo Gómez Cásseres sobre su oficio...

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.