LaBot y Fátima
Lectura

LaBot y Fátima: dos robots periodísticos que buscan informar y contar historias

Dos iniciativas innovadoras latinoamericanas que utilizan con astucia las redes sociales para informar y ‘enganchar’ a sus audiencias.

Créditos: 
Centro Gabo
José Luis Peñarredonda

Los bots, ya los sabemos, son uno de los principales instrumentos para amplificar y difundir desinformación. Pero a veces también pueden servir para lo contrario: entregar contenidos útiles y bien investigados a las audiencias.

Dos proyectos, uno de Chile y otro de Brasil, están en esa labor. LaBot es un bot creado por tres periodistas chilenas que, desde 2017, informa a través de Telegram y Facebook Messenger sobre temas de actualidad en ese país.

Fatima, por su parte, es un bot creado por el equipo de Aos Fatos, un medio brasileño especializado en verificación de información. Su apuesta es mostrarles información verificada a quienes difunden bulos en Twitter — una idea muy importante, dado que varios estudios han encontrado que las mentiras circulan en comunidades diferentes a sus verificaciones.

 

LaBot: una robot que entrega datos y cuenta historias

LaBot es “estudiosa, curiosa y le gustan los datos, pero es simpática”. Así describe Paula Molina, una periodista chilena, a su creación. Molina, junto con Francisca Skoknic y Andrea Inzunza, se dieron cuenta de que había oportunidades para innovar en el periodismo chileno, sobre todo cuando se acercaba un período electoral muy importante y “había un déficit de información”, como contaron en una charla en el pasado Festival Gabo.

Luego de muchos meses de afinar un estilo, una agenda editorial, e incluso una personalidad propia, LaBot salió ‘al aire’. Contó con la ayuda del proyecto decano de bots periodísticos en español, Politibot (España), quienes le proveyeron a las tres periodistas chilenas la plataforma tecnológica y buena parte del conocimiento para arrancar y hacerla funcionar.

“Existe esa percepción de que solo se pueden contar historias simples, gatitos y esas cosas, a través de los celulares. Nosotros probamos que se pueden contar historias complejas, historias que sirven para tomar decisiones”, dice Skoknic.

Hoy, LaBot cuenta historias tradicionales, reportadas y escritas con las técnicas del periodismo de investigación, pero lo hace de manera sintética, en ‘globos’ de chat que puedes consumir muy rápido y te dejan una muy buena idea de los elementos básicos de cada reportaje. Con esa misma técnica se aventuraron a crear reportajes históricos y piezas de periodismo explicativo, además de visualizaciones de datos que no solo son fáciles de entender, sino también de compartir.

LaBot ha sido un éxito. Sus contenidos han sido versionados y ampliados por otros medios, ha sido premiada en Chile y acaba de recibir una beca del International Women’s Media Fund para crear una plataforma tecnológica propia. Pero quizás lo más importante es que “rápidamente empezó a generar una conexión emocional con la audiencia”, como cuenta Molina: alguna vez, un usuario le pidió matrimonio. Si quieres suscribirte, aquí están las instrucciones.

 

Fatima: de frente contra las mentiras

Aos Fatos, un importante sitio web de comprobación de información en Brasil, sabía muy bien que su trabajo no siempre estaba llegando a los lugares donde realmente podía hacer una diferencia: a las comunidades digitales donde los bulos circulan y se amplifican. Es un problema común para los fact checkers, según lo han mostrado diferentes estudios en varios países.

Una idea para intentar cambiar eso fue llegarles a los mismos usuarios que compartían las mentiras en redes sociales. Y un bot podría ser útil para eso: así nació Fatima en julio de 2018, en plena campaña electoral a la presidencia brasileña.

Fátima son tres cosas: una lista de enlaces desde los que se publican mentiras, un algoritmo que busca quién comparte esas mentiras en redes sociales, y una cuenta en Twitter que les responde a las personas que publican esos enlaces con la verificación publicada por Aos Fatos. “Fátima se convirtió en una herramienta que empodera nuestro contenido y que nos permite llegar a los que más necesitan de la verificación”, dijo Tai Nalon, directora ejecutiva de Aos Fatos, en un evento reciente en Bogotá.

¿A la gente le gusta que la corrijan? Nalon cuenta que algunos se lo toman de manera defensiva, la mayoría lo ignoran, y otros cuantos lo agradecen. Otros usuarios le escriben para que comprueben una información. Hasta ahora, la cuenta @fatimabot ha enviado más de 2.200 tuits.

 

Continúa Leyendo

Club El Nuevo Gabo publica periódico mural en el barrio Nelson Mandela

El club El Nuevo Gabo surgió en Cronicando, la primera actividad de...

Contra Desinformación
Todo esfuerzo, manual o tecnológico es limitado: la desinformación e...
whatsapp_como_prevenir_la_difusion_de_rumores_e_informaciones_falsas.png
Evitar la propagación de cadenas de mentiras es tarea de todos los i...