Gabriel García Márquez en Bogotá 1988. Foto: Hernán Díaz.
Lectura

12 frases de Gabriel García Márquez sobre el oficio de escribir

Confesiones y sentencias del nobel colombiano acerca de su escritura creativa.

Créditos: 
Hernán Díaz
Redacción Centro Gabo

Compartimos doce ideas de Gabo elaboradas a modo de consejos sobre el oficio de la escritura:

   

1. El ‘parto’ de escribir

 

Lo que quiero contar, lo hago escrito, solito en mi cuarto, y con mucho trabajo. Es un trabajo angustioso pero sensacional. Vencer el problema de la escritura es tan emocionante y alegra tanto que vale la pena todo el trabajo; es como un parto.

"Gabriel García Márquez". 7 Voces, junio de 1971.
 

2. El cuento que merece ser contado

 
Cuando quiero escribir algo es porque siento que eso merece ser contado. Más aún, cuando escribo un cuento es porque a mí me gustaría leerlo.
"Gabriel García Márquez". 7 Voces, junio de 1971.
 

3. Aprender leyendo

 
La literatura no se aprende en la universidad, sino leyendo y leyendo a los otros escritores.
"Gabriel García Márquez: diez mil años de literatura".
Revista Bohemia, febrero de 1979.
 

4. Hacia una contradicción creativa

 
Quien no se contradice es un dogmático y todo dogmático es un reaccionario. Me contradigo a cada minuto y particularmente en materia literaria. Por mi método de trabajo no podría llegar al punto de la creación literaria sin contradecirme, rectificarme y equivocarme permanentemente. Si no fuese así estaría escribiendo siempre el mismo libro.
"Gabriel García Márquez". 7 Voces, junio de 1971.
 

5. Conocer la literatura que te precede

 
Salvo que sea un genio excepcional que aparezca de pronto, no se puede hacer buena literatura si no se conoce toda la literatura. Hay una tendencia a menospreciar la cultura literaria, a creer en el espontaneísmo, en la invención. La verdad es que la literatura es una ciencia que hay que aprender y que existen diez mil años de literatura detrás de cada cuento que se escriba y que para conocer esa literatura sí se necesita modestia y humildad.
"Gabriel García Márquez: diez mil años de literatura". 
Revista Bohemia, febrero de 1979.
 

6. Escribir con imágenes

 
Nunca podría escribir un libro a partir de una idea; parto siempre de una imagen, de un sentimiento y todo el libro desarrolla esa tesis. A partir de una idea se podrán escribir ensayos, tratados; no otras cosas.
"Tener al lector agarrado por el cuello; no dejarlo pestañear".
El Periodista de Buenos Aires, diciembre de 1985.
 

7. La soledad de la escritura

 
Si bien la literatura es un producto social, el trabajo literario es absolutamente individual y es, además, el trabajo más solitario del mundo. Nadie te puede ayudar a escribir lo que estás escribiendo. Ahí estás completamente solo, indefenso, como un náufrago en la mitad del mar.
"Gabriel García Márquez: diez mil años de literatura". 
Revista Bohemia, febrero de 1979.
 

8. La realidad como materia prima

 
Uno tiene que trabajar con sus propias realidades, eso no tiene remedio. El escritor que no trabaje con su propia realidad, con sus propias experiencias, está mal, anda mal.
"Gabriel García Márquez: diez mil años de literatura". 
Revista Bohemia, febrero de 1979.
 

9. Modestia: virtud sobrevalorada

 
En el oficio de escritor la modestia es una virtud sobrevalorada. Porque si tú te sientas a escribir modestamente, quedas convertido en un escritor de nivel modesto. Entonces, hay que meterle toda la ambición del mundo y hay que ponerse los grandes modelos. Al fin y al cabo, uno aprende a escribir con los grandes modelos, que para mí son Sófocles, Dostoievski… Entonces, ¿por qué tú vas a tratar de escribir más modestamente que esos grandes modelos? Lo que tienes es que tirarles a muerte y proponerte escribir mejor que ellos.
"Gabriel García Márquez: diez mil años de literatura". 
Revista Bohemia, febrero de 1979.
 

10. Escribir para no aburrir al lector

 
Donde un libro aburre ahí lo dejo. No leo ni por respeto, ni por devoción, ni por obligación. Cuando niño empecé a leer El Quijote, me aburrió, lo dejé por la mitad. Después lo volví a leer y releer pero porque me gustó, no por ser un libro obligatorio. Ese ha sido mi método de lectura y al escribir tengo el mismo concepto. Estoy siempre con el terror de cuál es la página en la que el lector se va aburrir y va a tirar el libro. Trato entonces de que no se aburra y que no me haga lo mismo que hago a los otros.
"Gabriel García Márquez". 7 Voces, junio de 1971.
 

11. Agarrando al lector por el cuello

 
Busco la manera de que el lector no se distraiga con nada. Pongo algunos adjetivos, algunas palabras que no tendrían por qué estar allí, que no significan nada, pero que son recursos imperceptibles de estilo con el objeto de que no haya tropiezo. Tengo la impresión de que cuando el lector tropieza y pestañea, por una falla del ritmo o por cualquier otra cosa, allí se distrae y corro el riesgo de que se me escape. Quiero tenerlo agarrado por el cuello, desde la primera hasta a la última línea.
"Tener al lector agarrado por el cuello; no dejarlo pestañear". 
El Periodista de Buenos Aires, diciembre de 1985.
 

12. Narrar para ser querido

 
Tratar de que me quieran por un buen cuento que conté..., esa es mi verdadera vocación.
"Gabriel García Márquez". 7 Voces, junio de 1971.

Continúa Leyendo

Con participantes de un taller de la fnpi

Una oportunidad para relatar tus mejores recuerdos de Gabo.

México D.F

Un decálogo del escritor colombiano para aprender a escribir mejore...

Frank Báez, Cartagena 2018

Entrevista con el poeta y escritor Frank Báez sobre los vínculos en...