Foto archivo Fundación Gabo
Video

Gabriel García Márquez: “Toda la gente del Caribe habla como filósofos y como profetas”

Entrevista a Gabriel García Márquez concedida a la Radiotelevisión Española en 1982.

Créditos: 
Foto archivo Fundación Gabo
Redacción Centro Gabo

A finales de 1982, poco después de que la Academia Sueca anunciara que Gabriel García Márquez había sido galardonado con el Premio Nobel de Literatura, la Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE) entrevistó al escritor colombiano en Zacatecas (México), lugar en el que se encontraba filmando Eréndira junto al director brasilero Ruy Guerra.

En la entrevista García Márquez conversó sobre las implicaciones de la fama, el Premio Nobel y las oportunidades políticas que representa este galardón para quienes lo ganan. También reflexionó sobre la influencia de su abuela en su obra, sus hábitos de escritura y los problemas que se presentan al momento de contar una historia.

 

El problema del frac

 

El jueves 21 de octubre de 1982, cuando la Academia Sueca notificó que Gabo había ganado el Premio Nobel de Literatura, una de las primeras preocupaciones que tuvo el novelista fue la de su vestimenta durante la recepción del premio a principios de diciembre. Esto no era una frivolidad. Todo lo contrario: la vestimenta suponía un debate político y cultural en el que Gabo deseaba destacar su raíz caribe.

“En la Academia Sueca aceptan que no lleven frac los premiados que tienen trajes nacionales como los árabes y los hindúes. Yo he tratado de demostrarles a ellos que hay un traje nacional del Caribe que es la guayabera y que se considera como traje de etiqueta” afirmó García Márquez. “Lo que a mí me molesta del frac es que ni siquiera es un traje nacional de ningún país, es un traje de clase, una clase que no es la mía y a la cual no he pertenecido y contra la cual estoy”.

La influencia de una abuela supersticiosa

 

El escritor colombiano destacó igualmente la importancia de su abuela materna, Tranquilina Iguarán Cotes, en la construcción de su universo narrativo, especialmente en el desarrollo de eso que algunos críticos literarios han denominado “realismo mágico”. “Mi abuela daba la impresión de que tenía algún hilo secreto con ciertos poderes sobrenaturales. En mi infancia era asombroso ver cómo ella creía adivinar las cosas y hacía pronósticos y profecías que luego se cumplían”, dijo.

Tranquilina, una mujer con quien Gabo pasó su infancia en Aracataca, también influyó en la forma de escribir de su nieto. “Hablaba un castellano extraordinario, lleno de arcaísmos y de imágenes deslumbrantes que ha sido el punto de partida mío para escribir. Yo crecí con sus palabras como si fuera la lengua natural de la gente. Ese es el idioma de mis libros”, confesó Gabo, al tiempo que revelaba en la cultura Caribe estaba el manantial desde donde había sacado las sentencias lapidarias que dicen los personajes de sus libros. “Mi abuela y toda la gente del Caribe en general hablan como filósofos y como profetas”.

 

Hacia una definición de la soledad

 

La entrevista de la RTVE cerró con una reflexión personal de García Márquez sobre el significado de la soledad y los intentos del narrador por definir este concepto en sus cuentos y novelas.

“Toda mi vida y toda mi obra se me ha ido tratando de explicar  y contestarme a mí mismo esta pregunta: ¿qué es la soledad?”, dijo Gabo. “En realidad, se habla de la soledad del poder, de la soledad del corredor de fondo, de la soledad del escritor… se habla de la soledad de cada uno. Casi que puede uno sospechar que todos, absolutamente todos, estamos solos. El algún momento yo vislumbré a la soledad como el contrario de la solidaridad. Sin embargo, creo que es algo bastante más profundo y más complejo. Lo que pasa es que si yo llego a descifrarlo probablemente no vuelva a escribir, porque precisamente yo escribo para tratar de saber qué es la soledad. Por consiguiente, prefiero no saberlo y seguir escribiendo todavía mucho tiempo”.

Continúa Leyendo

Fotograma película Love in Time of Cholera

Diez amores con los que Florentino Ariza esperó por más de medio si...

Foto archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center

Prólogo de Gabriel García Márquez escrito en 1997 para el libro “Cu...

Playa

Los diversos rostros del Caribe que el escritor colombiano detalló...

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.