Foto archivo Fundación Gabo
Lectura

La ética periodística en diez apuntes de Gabriel García Márquez

Un decálogo del escritor y periodista colombiano sobre la ética en el oficio periodístico.

Créditos: 
Foto archivo Fundación Gabo
Redacción Centro Gabo

El 7 de octubre de 1996, durante la quincuagésimo segunda Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa celebrada en Los Ángeles, Gabriel García Márquez pronunció uno de sus discursos más trascendentales en torno al oficio periodístico. Lo tituló “El mejor oficio del mundo” y en él hizo un llamado de atención sobre los valores que los periodistas deberían poseer para desempeñar su labor con plenitud.

“Toda la formación debe estar sustentada en tres pilares maestros –declaró entonces el escritor colombiano–: la prioridad de las aptitudes y las vocaciones, la certidumbre de que la investigación no es una especialidad del oficio sino que todo el periodismo debe ser investigativo por definición, y la conciencia de que la ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo como el zumbido al moscardón”.

García Márquez, a quien se le oyó decir muchas veces que se consideraba más periodista que escritor, siempre fue un hombre preocupado por la dignidad del reportero y los medios masivos de comunicación, pues estaba consciente de que el periodismo jugaba un papel fundamental en la democracia y el desarrollo del pensamiento crítico de la ciudadanía.

Movido por estas inquietudes, en 1995 creó la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (hoy Fundación Gabo). Allí instituyó talleres prácticos dirigidos a jóvenes periodistas e impartidos por maestros que reflexionaran, entre otras cosas, sobre los peligros de las primicias apresuradas, la sacralización de la fuente y el uso indebido de la entrevista.

“Una de las cosas que hay que recalcar otra vez son los principios éticos. Es decir el ejercicio de la ética en cada momento, en cada momento de la profesión”, afirmó en una entrevista concedida a Caracol Radio el 30 de mayo de 1991.

En el Centro Gabo hemos recopilado diez apuntes de García Márquez sobre la ética en el periodismo. Los compartimos contigo:

 

1. La ética es el oficio

 

Cada día nos olvidamos más de la ética. Las escuelas de periodismo enseñan todo lo que tiene que ver con el periodismo, menos el oficio.

 

“¡Mande a los editores a la mierda!”. Radar, octubre de 1997.

 

2. Ética, inherente al periodismo

 

Tal vez el infortunio de las facultades de comunicación social es que enseñan muchas cosas útiles para el oficio, pero muy poco del oficio mismo. Claro que deben persistir en sus programas humanísticos, aunque menos ambiciosos y perentorios, para contribuir a la base cultural que los alumnos no llevan del bachillerato. Pero toda la formación debe estar sustentada en tres pilares maestros: la prioridad de las aptitudes y las vocaciones, la certidumbre de que la investigación no es una especialidad del oficio sino que todo el periodismo debe ser investigativo por definición, y la conciencia de que la ética no es una condición ocasional, sino que debe acompañar siempre al periodismo como el zumbido al moscardón.

 

“El mejor oficio del mundo”.

Discurso de Gabriel García Márquez ante la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), octubre de 1996.

 

3. Cultura, práctica y ética

 

Para ser periodista hace falta una base cultural importante, mucha práctica, y también mucha ética. Hay tantos malos periodistas que cuando no tienen noticias se las inventan.

 

“El fin de un ayuno”. El País, abril de 1994.

 

4. Tres atentados éticos provocados por la “chiva”

 

Algunos se precian de que pueden leer al revés un documento secreto sobre el escritorio de un ministro, de grabar diálogos casuales sin prevenir al interlocutor, o de usar como noticia una conversación convenida de antemano como confidencial. Lo más grave es que estos tres atentados éticos obedecen a una noción intrépida del oficio, asumida a conciencia y fundada con orgullo en la sacralización de la primicia a cualquier precio y por encima de todo. No los conmueve el fundamento de que la mejor noticia no es siempre la que se da primero sino muchas veces la que se da mejor.

 

“El mejor oficio del mundo”.

Discurso de Gabriel García Márquez ante la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), octubre de 1996.

 

5. Un asunto de incapaces

 

Yo creo que los problemas de ética se deben más a la incapacidad del periodista que a problemas de moral. Hay fallas en la formación.

 

“El periodismo bota corriente”. El Espectador, octubre de 1994.

 

6. Formación antes que tecnología…

 

En el caso específico del periodismo parece ser que el oficio no logró evolucionar a la misma velocidad que sus instrumentos, y los periodistas se extraviaron en el laberinto de una tecnología disparada sin control hacia el futuro. Es decir, las empresas se han empeñado a fondo en la competencia feroz de la modernización material y han dejado para después la formación de su infantería y los mecanismos de participación que fortalecían el espíritu profesional en el pasado. Las salas de redacción son laboratorios asépticos para navegantes solitarios, donde parece más fácil comunicarse con los fenómenos siderales que con el corazón de los lectores. La deshumanización es galopante.

 

“El mejor oficio del mundo”.

Discurso de Gabriel García Márquez ante la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), octubre de 1996.

 

7. La falta de dominio profesional produce crisis éticas

 

Nos preocupa la crisis ética del periodismo escrito. El empleo vicioso de las comillas en declaraciones falsas o ciertas facilita equívocos inocentes o deliberados, manipulaciones venenosas que le dan a la noticia la magnitud de un arma mortal. Las citas de fuentes que merecen entero crédito, de altos funcionarios que pidieron no revelar su nombre -y que en realidad no existen-, o la de supuestos observadores que todo lo saben y que nadie ve, amparan toda clase de agravios impunes, porque nos atrincheramos en nuestro derecho de no revelar la fuente. El único consuelo que nos queda es suponer que muchas de estas transgresiones éticas, y otras tantas que avergüenzan al periodismo de hoy, no son siempre por inmoralidad sino por falta de dominio profesional.

 

Palabras pronunciadas por Gabriel García Márquez durante la primera actividad de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano:

el seminario sobre libertad de prensa y protección a los periodistas,

organizado en asocio con el Committee to Protect Journalists de Nueva York, marzo de 1995.

 

8. Los peligros de sacralizar una fuente

 

El mal periodista piensa que su fuente es su vida misma –sobre todo si es oficial– y por eso la sacraliza, la consiente, la protege, y termina por establecer con ella una peligrosa relación de complicidad, que lo lleva inclusive a menospreciar la decencia de la segunda fuente.

 

“El mejor oficio del mundo”.

Discurso de Gabriel García Márquez ante la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), octubre de 1996.

 

9. Los riesgos del mal periodismo

 

Estoy muy preocupado con la forma en que se enseña el periodismo en Colombia. Llegué a decir en broma, pero casi temiendo que estuviera diciendo la verdad, que si todos los horrores que han sucedido en Colombia no han acabado con ella, queda todavía el riesgo de que el periodismo mal hecho sí acabe con el país.

 

“Entrevista radial a Gabriel García Márquez”. Caracol Radio, mayo de 1991.

 

10. El manejo ético de la grabadora

 

El manejo profesional y ético de la grabadora está por inventar. Alguien tendría que enseñarles a los colegas jóvenes que la casete no es un sustituto de la memoria, sino una evolución de la humilde libreta de apuntes que tan buenos servicios prestó en los orígenes del oficio. La grabadora oye pero no escucha, repite –como un loro digital– pero no piensa, es fiel pero no tiene corazón, y a fin de cuentas su versión literal no será tan confiable como la de quien pone atención a las palabras vivas del interlocutor, las valora con su inteligencia y las califica con su moral.

 

“El mejor oficio del mundo”.

Discurso de Gabriel García Márquez ante la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), octubre de 1996.

Continúa Leyendo

¿Puedes adivinar los nombres de estos personajes de Gabriel García Márquez?

Un test que pondrá a prueba tus conocimientos sobre los personajes...

Foto archivo Fundación Gabo / Joaquín Sarmiento

La periodista colombiana Mabel Lara reflexiona sobre el legado peri...

Foto archivo Fundación Palabrería

Catorce frases y pensamientos del escritor colombiano en torno al v...

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.