Alarma de policía.
Lectura

Tres consejos de la Policía para que no cunda el pánico en redes sociales

Algunos contenidos falsos difundidos en redes sociales pueden hacer que la gente entre en pánico y se sienta insegura. Por eso, las policías de varios países de Iberoamérica trabajan en equipo para combatir y desmentir la desinformación.

Créditos: 
Frank Serritelli.
José Luis Peñarredonda

En Perú, cada cierto tiempo aparece una cadena de WhatsApp que alerta sobre el regreso de los ‘pishtacos’ a las calles. Se trata de una banda dedicada a robarle la grasa corporal a la gente, y a sacarles los músculos para comerlos como chicharrones. El tema está basado en una historia de origen quechua, pero no hay pruebas de sea algo más que una leyenda.

Este no es un caso aislado: esa clase de contenidos desinformativos son comunes en toda Iberoamérica. Alguna vez a la policía colombiana le tocó salir a desmentir un bulo que advertía de la llegada de marcianos que estaban raptando gente en las calles. Y cuando ocurren desastres o atentados yihadistas en Europa, las redes sociales y los servicios de mensajería en España hierven de mentiras alarmantes.

Como cuenta Laura Garaboa, administradora de las redes sociales de la Policía Nacional de España, muchas de ellas “resultan ser mensajes antiguos, que ya se han desmentido”. Otras son imágenes sacadas de contexto, o medias verdades en las que alguien añade una mentira a un hecho de conocimiento público.

El problema es que estas cadenas pueden causar miedo y afectar la percepción de seguridad de los ciudadanos. Por esa razón, los cuerpos de policía de algunos países de Iberoamérica están trabajando en conjunto para desmentir las mentiras que llegan a través de las redes sociales.

¿Qué les recomienda la policía a los ciudadanos para evitar caer en el miedo y la desinformación?

 

Consultar canales oficiales

 

Como dijo en una conferencia reciente el coronel Ricardo Blanco, director de comunicaciones estratégicas de la Policía Nacional de Colombia, hay que recordar que tus amigos o familia “ no son voceros” y no están en posición de confirmar y diseminar esa información.

Los que sí son voceros y pueden verificar información, normalmente informan cuando ocurren sucesos que puedan afectar la seguridad ciudadana. Por eso, cuando te llegue una cadena, lo mejor es buscar la fuente oficial: las alcaldías, las autoridades, medios de comunicación con una reputación seria, o la policía o los bomberos de tu ciudad.

Yo no puedo poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos ‘tapando’ información: Tte. Óscar Yimmi Tovar, jefe de medios digitales de la Policía Nacional de Colombia

También es importante resistir el anzuelo del escepticismo. Por más que te indigne que nadie esté reportando ese supuesto desastre que tu amigo te comparte, ten en cuenta que a las autoridades no les interesa encubrir la información que puede afectar la seguridad de los ciudadanos. “Yo no puedo poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos ‘tapando’ información”, explicó el jefe de los medios digitales de la Policía Nacional de Colombia, teniente Óscar Yimmi Tovar.

 

Si tienes dudas, pregunta o reporta

 

Si no hay un desmentido oficial, siempre es mejor comunicarte con las autoridades y preguntar. En Colombia y otros países puedes enviar un pantallazo a través de Twitter, Facebook o Instagram con las etiquetas #RompeLaCadena y #FakeNews. La Policía monitorea ese hashtag las 24 horas del día, los siete días de la semana. De esa manera se han desmentido 31 cadenas en lo que va corrido de 2018. Las policías de países como Honduras, Perú, España o Ecuador tienen mecanismos parecidos.

Hay casos en los que desmentir no es suficiente. Tovar cuenta un caso en el que una persona fue falsamente acusada de asesinar a una niña de dos años. “Nosotros le dijimos: ‘¡ponga la denuncia ya!, para poder nosotros comenzar a investigar de dónde salió esa información’”, cuenta Tovar.

Cuando las ciudadanos son víctimas de calumnias de este tipo, una denuncia ante las autoridades puede hacer que investiguen. “Nosotros tenemos la capacidad, a través de peritos, de poder hacer un seguimiento exhaustivo y llegar al meollo del asunto”, asegura.

 

Difundir los desmentidos

 

Las mentiras no siempre se difunden por los mismos canales. Por eso, es importante no solo compartir los desmentidos siempre que sea posible, sino también hacerlo de manera estratégica.

“Tratamos de contrarrestar la información falsa inicialmente en la red social donde está teniendo mayor viralización”, explica el teniente coronel Henry Ponce Garrido, director nacional de comunicaciones estratégicas de la Policía Nacional de Ecuador. Sin embargo, es buena idea replicar los desmentidos por todos los servicios, pues éstos a menudo también son compartidos por los usuarios en diferentes redes sociales.

Continúa Leyendo

Encuentro de Convivencias en red, en Cali.

En Cali hay mucho por enseñar y aprender en red. Si bien, hay inici...

WhatsApp, la aplicación más popular en Colombia.

Se da por hecho que WhatsApp prohibirá el acceso a los menores de 1...

Mildre Cartagena, enseñando a punta de humor

Mildre Cartagena es solo una de las tantas iniciativas que luchan c...