Foto archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center
Lectura

Luisa Santiaga Márquez, la mamá que inspiraba a Gabriel García Márquez

Una selección de historias sobre la madre del escritor colombiano y su influencia en su vida de escritor

Créditos: 
Foto archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center
Redacción Centro Gabo

En sus memorias, Vivir para contarla, Gabriel García Márquez confiesa que uno de los eventos más determinantes en su vida de escritor fue el día en que su madre lo buscó en Barranquilla para pedirle que lo acompañara a vender la casa de los abuelos en Aracataca.

Se trata del 18 de febrero de 1950, una fecha que el escritor guardó siempre en su memoria, pues a partir de ahí, con la travesía de ida y vuelta al pueblo de su infancia en el corazón de la zona bananera, descubrió el inmenso valor literario que tenían los años de su niñez y las historias de sus abuelos. “Ni mi madre ni yo hubiéramos podido imaginar siquiera que aquel cándido paseo de sólo dos días iba a ser tan determinante para mí, que la más larga y diligente de las vidas no me alcanzaría para acabar de contarlo”, escribió el novelista colombiano. “Ahora, con más de setenta y cinco años bien medidos, sé que fue la decisión más importante de cuantas tuve que tomar en mi carrera de escritor. Es decir: en toda mi vida”.

La mamá de Gabo, Luisa Santiaga Márquez Iguarán, no sólo fue responsable de ese viaje revelador, sino que también constituyó un referente esencial para el universo narrativo de su hijo. Su historia de amor con el telegrafista Gabriel Eligio García inspiró la trama de El amor en los tiempos del cólera y sus supersticiones fueron, a menudo, un punto de partida para los argumentos de Gabriel García Márquez. En su artículo sobre su fobia a volar, titulado “Seamos machos: hablemos del miedo al avión” (26 de octubre de 1980), el autor colombiano menciona que cada vez que alguno de sus hijos andaba en el aire, Luisa Santiaga encendía una vela en el altar doméstico que tenía el poder de mantener al avión en los cielos, libre de los efectos de la gravedad.

Desde el Centro Gabo, hemos hecho una selección de momentos audiovisuales en los que Gabriel García Márquez conversa sobre su madre, la importancia de ella en su vida literaria y el realismo mágico que exhalaba sin saberlo.

 

1. El recuerdo eterno de un perfume y un sombrero beige

En 1995, Gabo fue entrevistado por la periodista Ana Cristina Navarro para su programa televisivo “La vida según…” en la Corporación de Radio y Televisión Española (RTVE). Allí relató su primer recuerdo de Luisa Santiaga y otras experiencias posteriores.

 

 

2. La historia de dos madres: Luisa Santiaga y Tranquilina

En 1982, en el estado de Zacatecas, México, durante el rodaje de Eréndida (película basada en “La increíble y triste historia de la cándida Eréndida y de su abuela desalmada”), RTVE pudo contactarse con Gabriel García Márquez para una entrevista. El escritor colombiano conversó, entre otros temas, sobre su relación con su madre y las supersticiones en las que ella creía y que fueron herencia de la abuela de Gabo, Tranquilina Iguarán Cotes.

 

 

3. Luisa Santiaga Márquez, una fuerza planetaria

En 1993, durante una entrevista en Cartagena con la periodista Silvia Lemus, Gabo habló de la influencia materna en su vida y en la de sus hermanos, comparándola con un sistema planetario del que no se puede escapar.

 

Continúa Leyendo

Gabo con Mercedes y su hijo Rodrigo (1960) -Foto: Hernán Díaz

Discurso en el Palacio de Nariño el 21 de julio de 1994 durante la...

Cartagena, 1989 - Foto: Hernán Díaz

Mensaje de Gabriel García Márquez sobre la paz en Colombia y la edu...

1972

Los años de García Márquez en París contados desde los versos de Ra...