Archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center
Video

García Márquez, el rigor y la historia

Juan Esteban Constaín, escritor colombiano, habla sobre la relación entre ficción, verdad e historia en la obra de Gabo.

Créditos: 
Foto archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center
Redacción Centro Gabo

Ficción, verdad e historia: tres elementos que cuando concurren en un mismo espacio y van de la mano de un buen escritor, pueden llegar a subvertir la realidad. Así lo cree el escritor colombiano Juan Esteban Constaín (Popayán, 1979), para quien Gabriel García Márquez es uno de los prosistas más representativos de este fenómeno en donde la literatura se apodera de la historia. “Siendo el desbordamiento de la imaginación y de la invención, mucha gente concibe o está persuadida por la verdad histórica que narra la ficción de Cien años de soledad que por la verdad histórica que narran las novelas históricas de García Márquez”, afirmó el autor payanés.

De acuerdo con Constaín, este tipo de acontecimientos ocurren cuando se posee un talento que es “capaz de inventarse la verdad”. No obstante, recordó que García Márquez sí había escrito novelas históricas en el sentido estricto del género, más allá de las fabulaciones de Cien años de soledad. “Gabo escribió El general en su laberinto y escribió Del amor y otros demonios, novelas históricas porque ocurren en el pasado y porque tienen una reconstrucción de ese pasado muy rigurosa”.

Para Constaín la relación que García Márquez estableció entre ficción e historia no hubiera sido tan efectiva sin la documentación previa con la que Gabo soportaba sus textos literarios. En la búsqueda y comprobación de detalles minuciosos está la clave de la novela histórica, un hábito que García Márquez desarrolló gracias al periodismo. “Uno debe decir que él tenía un talento periodístico muy riguroso: era un reportero excepcional y abogó toda su vida por el rigor en el periodismo. A la hora de investigar para sus novelas históricas ponía todo ese rigor en ellas”.

El autor de El hombre que no fue jueves (Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana en el 2015) también comentó sobre la polémica que, frente a este tema, han suscitado los estudios del historiador Eduardo Posada Carbó en torno a Gabo y la historia. “El profesor Eduardo Posada Carbó dice una cosa que puede ser cierta desde el punto de vista académico. Él dice que García Márquez puede ser muy riguroso investigando, el mejor escritor de nuestra lengua sin lugar a dudas, pero tenía una visión de la historia muy anticuada, muy anacrónica y que no era cierta. O sea, García Márquez creía que en Colombia había una historia procera, una historia solemne, una historia oficial, y Posada Carbó dice que aquí nunca ha habido eso en realidad, pudo haberlo en el año 1910 con Henao y Arrubla pero la historia colombiana hecha por historiadores es mucho más seria que lo que García Márquez dice cuando critica nuestra historia oficial”.

Ante ese postulado de la academia, Constaín concluyó: “pero a mí lo que me interesa de Gabo es su trabajo como narrador, como escritor, como el gran maestro de nuestra lengua y vuelvo y lo digo: cuando uno tiene ese talento es capaz de inventarse la verdad, y la gente le cree más a esa verdad inventada tan bellamente que cualquier otra verdad”.

Continúa Leyendo

Portada El amor en los tiempos del cólera

Veinte reflexiones sobre el amor, la vida y la muerte en la novela...

Foto Archivo Revista Semana

Primer discurso pronunciado por el escritor colombiano el 17 de nov...

Armando Villegas, 1954

Discurso pronunciado por el escritor colombiano en Bogotá, Colombia...