Gabriel García Márquez, amante del cine y la televisión

Orlando Oliveros Acosta

Vie, 03/05/2021 - 23:41

Antes de aprender a leer, mucho antes incluso de entrar a un salón de clases, Gabriel García Márquez iba al cine. Su abuelo lo llevaba a las funciones tempraneras del teatro Olympia en Aracataca y no salían de allí hasta que el proyector se apagaba. Eran, en su mayoría, películas de Tom Mix con vaqueros intrépidos y forajidos armados hasta los dientes. El pequeño Gabriel regresaba a su casa con la imaginación encendida y, al día siguiente, mientras desayunaba o almorzaba, reconstruía en voz alta las tramas de las películas que había visto. Si olvidaba un episodio importante, su abuelo le ayudaba a recordarlo. Sólo después de haber relatado numerosos argumentos cinematográficos en la mesa del comedor, García Márquez leyó su primer libro. Una edición para adultos de Las mil y una noches. Cuando el novio de su prima Sara Emilia Márquez lo vio leyendo ensimismado las historias de Sherezade, exclamó:

— ¡Carajo! Este niño va a ser escritor.

No sabía, por supuesto, que el cine había llegado primero.

Gabriel García Márquez, amante del cine y la televisión

El hombre de la pantalla grande

 

El cine siempre estuvo allí. Era como el dinosaurio en el cuento de Augusto Monterroso. Poco importaba la edad. En 1939, cuando García Márquez tenía doce años y vivía en Barranquilla, un amigo de su padre le consiguió un empleo de vacaciones en una imprenta cerca de su casa. El trabajo consistía en repartir por las calles unas láminas publicitarias de un jarabe para la tos recomendado por célebres actores de cine. Luego, en sus horas libres, Gabo ayudaba a pintar los carteles de las películas en el cine de las Quintas a cambio de poder entrar gratis tres veces por semana. En aquella época también asistía a las matinés domingueras del Teatro Colombia y se había obsesionado con los seriales interplanetarios —La invasión de Mongo, por ejemplo— y las películas protagonizadas por Carlos Gardel y Libertad Lamarque. Tres años más tarde, ya era un asiduo espectador del programa juvenil que el Cine Rex presentaba los sábados de cuatro a siete de la noche.

Todo esto, sin embargo, no era más que muestras tranquilas de una vocación insaciable. Su verdadera pasión por el cine despertó en septiembre de 1948, cuando conoció al escritor y periodista barranquillero Álvaro Cepeda Samudio. “Álvaro había iniciado entonces un tema que los otros no le discutían jamás: el cine”, escribió García Márquez en sus memorias, Vivir para contarla. “Para mí fue un hallazgo providencial, porque siempre había tenido el cine como un arte subsidiario que se alimentaba más del teatro que de la novela. Álvaro, por el contrario, lo veía en cierto modo como yo veía la música: un arte útil para todas las otras”.

Esta nueva perspectiva permitió que su sueño de hacer cine fuera tan autónomo y significativo como el de hacer literatura y periodismo. Desde entonces empezaron a aparecer reseñas de películas en sus columnas. Primero en su espacio en El Universal de Cartagena y luego en sus distinguidas ‘jirafas’ en El Heraldo de Barranquilla. En 1954, cuando fue contratado por el periódico El Espectador, escribió durante diecisiete meses una columna titulada “El cine en Bogotá. Estrenos de la semana”, convirtiéndose en un pionero de la crítica cinematográfica en el país junto con Ernesto Volkening y Luis Vicens. Ese mismo año comenzó a asistir al Cine Club de Colombia liderado por Vicens y Hernando Salcedo Silva, quienes lo nombraron miembro del comité técnico al poco tiempo; también coescribió el guion de La langosta azul, un mediometraje mudo y surrealista dirigido por Cepeda Samudio, Vicens y el pintor Enrique Grau.

Mientras eso ocurría, su carrera periodística y literaria iba en ascenso. Había escrito varios cuentos en prestigiosos suplementos literarios y ganado concursos con ellos. Había publicado La hojarasca, su primera novela, y redactado reportajes que habían duplicado la circulación del periódico. En una de sus historias más famosas, la del naufragio del marino Luis Alejandro Velasco, reveló que miembros de la Armada Nacional habían desestabilizado su propio buque de guerra por llevar a bordo una carga prohibida. Apenas estalló el escándalo, la dirigencia de El Espectador envió a García Márquez para Europa como corresponsal por temor a las represalias del gobierno militar de Gustavo Rojas Pinilla. Y aún en esas circunstancias, en medio de su reconocimiento profesional y de su aparente exilio, el cine seguía más vivo que nunca, pues aquel viaje le sirvió para inscribirse en el Centro Sperimentale di Cinematografia en Roma. “Siempre me ha gustado el cine, hasta el punto de que es lo único que he estudiado sistemáticamente en una escuela”, declaró en una entrevista concedida a El Espectador  en 1987. “Nunca estudié literatura en ninguna escuela, ignoro por completo las leyes de la gramática castellana, escribo de oído, pero hice mi curso de Dirección de Cine lo mejor que pude”.

Lo que vino después fue un amor obstinado por el séptimo arte que Gabo demostró en innumerables proyectos. Cubrió festivales y congresos internacionales de cine, montó documentales, escribió guiones y ofreció argumentos originales a otros guionistas. Incluso actuó, aunque muerto de miedo y sólo en una película (En este pueblo no hay ladrones, de 1964). Fue jurado en el Festival de Cine de Cannes, homenajeado en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias e invitado de honor en el Festival de Cine de Moscú. Preocupado por un diálogo cultural de América Latina en torno al cine, creó en 1985 la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano (FNCL) y, en 1986, la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV). En la escuela de cine dio clases de narración y desde la fundación gestionó el Foro Iberoamericano de Integración Cinematográfica de Caracas, un evento que dos años más tarde daría origen a la Conferencia de Autoridades Cinematográficas de Iberoamérica (CACI).

Tras el éxito comercial de Cien años de soledad, los estudios comenzaron a disputarse los derechos de sus libros. De modo que en menos de cinco décadas, García Márquez se transformó, después de Cervantes, en el escritor en lengua castellana que más veces se ha adaptado a la pantalla. Ahora ya formaba parte de aquel firmamento de celuloide que habría podido figurar en las láminas publicitarias que repartía a los doce años por las calles de Barranquilla.

Gabriel García Márquez, amante del cine y la televisión

El revolucionario de la pantalla chica

 

En 1984, mientras muchos intelectuales se peleaban con el televisor —esa “bestia insidiosa” de los cuentos de Bradbury—, García Márquez le apostaba a la pantalla chica para llevar a cabo una revolución. “El mensaje cultural que puede llegar a través de la televisión es extraordinario”, afirmó en una entrevista con la revista cubana Opina. “Creo que lo que hay que hacer es apoderarse de la televisión, no despreciarla, y usarla como un instrumento de penetración cultural, eso es lo revolucionario”.

En cierto modo, deseaba estar a la altura de la profecía que hace Melquíades durante la exhibición del catalejo. “La ciencia ha eliminado las distancias”, pregona el gitano en Cien años de soledad. “Dentro de poco, el hombre podrá ver lo que ocurre en cualquier lugar de la tierra, sin moverse de su casa”. La televisión era ese milagro que no había podido llegar a Macondo y García Márquez anhelaba dotarla de belleza y utilidad social. Entregado a esa idea, adquirió un noticiario vespertino, QAP Noticias, que se emitió por primera vez en Colombia en enero de 1992 y se mantuvo en el aire hasta diciembre de 1997, cuando el gobierno de Ernesto Samper presionó su cierre debido a las denuncias que realizaban los periodistas del noticiero sobre el Proceso 8000.

Al margen de su compromiso audiovisual con el oficio periodístico, lo que más asombraba al escritor colombiano de la televisión era el alcance de sus historias. Sobre todo le fascinaba el amplio público que tenían las telenovelas.

— Siempre he querido escribir telenovelas. Es una maravilla. Llega a muchas más personas que un libro —le confesó a una periodista de Diario 16 en 1988—. Supón que un libro vende exageradamente un millón de ejemplares en un año. En una sola noche una telenovela puede llegar a cincuenta millones de hogares en un solo país. Entonces, para alguien como yo, que solo quiere que lo quieran por las cosas que hace, es mucho más eficaz una telenovela que una novela.

Para esta etapa de historias llevadas a la pantalla chica, Gabo se alió con distintas televisoras del mundo. Para la serie Los amores difíciles (1988), contó con la solvencia económica de la Televisión Española (TVE) y el apoyo, siempre constante, de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. La TVE volvería a confiar en su imaginación para la miniserie Me alquilo para soñar (1991), así como RCN Televisión para su adaptación de María (1991).

La revolución de la televisión consiste en la inmediatez de su lenguaje y la facilidad con la que toda familia adquiere un televisor en su casa. “Las palabras están en la imagen”, insistía García Márquez. “Si tú te pones a pensar, la palabra escrita es un medio muy primitivo. ¿Tú sabes lo que es poner una letra detrás de la otra y para leerla tener que descifrar un sonido detrás de otro sin saber qué quiere decir? Es absolutamente primitivo, es casi como la escritura cuneiforme. En cambio, la imagen con un solo impacto te produce una emoción inmediata y mucho más profunda y no tienes que descifrar nada: va directamente al corazón”.

En la Fundación Gabo celebramos los 94 años del nacimiento de Gabriel García Márquez recordando su pasión por el cine y la televisión. Por eso hemos elaborado un listado de las películas y series televisivas que están basadas en su obra o que fueron pensadas y escritas por él. Lo compartimos contigo:

 

Largometrajes basados en la obra de Gabriel García Márquez

 

1. En este pueblo no hay ladrones (1964)

* Dirección: Alberto Isaac

* Guion: Alberto Isaac y Emilio García Riera

* Argumento: Basado en el cuento “En este pueblo no hay ladrones”, incluido en Los funerales de la Mamá Grande

 

2. La viuda de Montiel (1979)

* Dirección: Miguel Littín

* Guion: Gabriel García Márquez y Miguel Littín

* Argumento: Basado en el cuento “La viuda de Montiel”, incluido en Los funerales de la Mamá Grande

 

3. María de mi corazón (1979)

* Dirección: Jaime Humberto Hermosillo

* Guion: Gabriel García Márquez y Jaime Humberto Hermosillo

* Argumento: Basado en el cuento “«Sólo vine a hablar por teléfono»”, incluido en Doce cuentos peregrinos.

 

4. El mar del tiempo perdido (1980)

* Dirección: Solveig Hoogestein

* Guion: Solveig Hoogestein

* Argumento: Basado en el cuento “El mar del tiempo perdido”, incluido en La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada

 

5. Eréndira (1980)

* Dirección: Ruy Guerra

* Guion: Gabriel García Márquez

* Argumento: Basado en el cuento “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada”, incluido en el libro de cuentos homónimo

 

6. Crónica de una muerte anunciada (1986)

* Dirección: Francesco Rosi

* Guion: Francesco Rosi y Tonino Guerra

* Argumento: Basado en la novela Crónica de una muerte anunciada

 

7. Fábula de la bella palomera (1988) [Serie Los amores difíciles]

* Dirección: Ruy Guerra

* Guion: Gabriel García Márquez y Ruy Guerra

* Argumento: Basado en la novela El amor en los tiempos del cólera

 

8. El verano de la señora Forbes (1988) [Serie Los amores difíciles]

* Dirección: Jaime Humberto Hermosillo

* Guion: Gabriel García Márquez y Jaime Humberto Hermosillo

* Argumento: Basado en el cuento “El verano feliz de la señora Forbes”, incluido en Doce cuentos peregrinos

 

9. Milagro en Roma (1988) [Serie Los amores difíciles]

* Dirección: Lisandro Duque Naranjo

* Guion: Gabriel García Márquez y Lisandro Duque Naranjo

* Argumento: Basado en el cuento “La santa”, incluido en Doce cuentos peregrinos

 

10. Cartas del parque (1988) [Serie Los amores difíciles]

* Dirección: Tomás Gutiérrez Alea

* Guion: Gabriel García Márquez, Eliseo Alberto Diego y Tomás Gutiérrez Alea

* Argumento: Basado en la novela El amor en los tiempos del cólera

 

11. Un señor muy viejo con unas alas enormes (1988)

* Dirección: Fernando Birri

* Guion: Gabriel García Márquez y Fernando Birri

* Argumento: Basado en el cuento “Un señor muy viejo con unas alas enormes”, incluido en La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada

 

12. El coronel no tiene quien le escriba (1999)

* Dirección: Arturo Ripstein

* Guion: Paz Alicia Garciadiego

* Argumento: Basado en la novela El coronel no tiene quien le escriba

 

13. O veneno de madrugada (2006)

* Dirección: Ruy Guerra

* Guion: Ruy Guerra y Tairone Feitosa

* Argumento: Basado en la novela La mala hora

 

14. Loves in Times of Cholera (2007)

* Dirección: Mike Newell

* Guion: Ronald Harwood

* Argumento: Basado en la novela El amor en los tiempos del cólera

 

15. Del amor y otros demonios (2010)

* Dirección: Hilda Hidalgo

* Guion: Hilda Hidalgo

* Argumento: Basado en la novela Del amor y otros demonios

 

16. Memorias de mis putas tristes (2011)

* Dirección: Henning Carlsen

* Guion: Jean-Claude Carrière

* Argumento: Basado en la novela Memoria de mis putas tristes

 

Guiones y argumentos originales para películas escritos por Gabriel García Márquez

 

1. La langosta azul (1954)

* Dirección: Álvaro Cepeda Samudio, Enrique Grau, Luis Vicens

* Guion: Gabriel García Márquez, Álvaro Cepeda Samudio, Enrique Grau y Luis Vicens

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

2. El gallo de oro (1964)

* Dirección: Roberto Gavaldón

* Guion: Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes y Roberto Gavaldón

* Argumento: Juan Rulfo

 

3. Lola de mi vida (1965) [Sólo el episodio HO]

* Dirección: Miguel Barbachano Ponce

* Guion: Gabriel García Márquez, Manuel Barbachano Ponce y Juan de la Cabada

* Argumento: Manuel Barbachano Ponce y Juan de la Cabada

 

4. Tiempo de morir (1965)

* Dirección: Arturo Ripstein

* Guion: Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

5. Juego peligroso (1966)

* Dirección: Luis Alcoriza

* Guion: Gabriel García Márquez, Jorge Ibargüengoitia, Pancho Córdova y Luis Alcoriza

* Argumento: Gabriel García Márquez, Jorge Ibargüengoitia, Pancho Córdova y Luis Alcoriza

 

6. Cuatro contra el crimen (1967)

* Dirección: Sergio Véjar

* Guion: Gabriel García Márquez y Alfredo Ruanova

* Argumento: Fernando Galiana

 

7. Patsy, mi amor (La entrega de una adolescente) (1968)

* Dirección: Manuel Michel

* Guion: Manuel Michel

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

8. Presagio (1974)

* Dirección: Luis Alcoriza

* Guion: Gabriel García Márquez, Jorge Ibargüengoitia, Pancho Córdova y Luis Alcoriza

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

9. El año de la peste (1978)

* Dirección: Felipe Cazals

* Guion: Gabriel García Márquez

* Argumento: Adaptación libre de la novela Diario del año de la peste de Daniel Defoe

 

10. Tiempo de morir (1985) [Nueva versión]

* Dirección: Jorge Alí Triana

* Guion: Gabriel García Márquez y Jorge Alí Triana

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

11. Yo soy el que tú buscas (1988) [Serie Los amores difíciles]

* Dirección: Jaime Chávarri

* Guion: Gabriel García Márquez, Juan Tebar y Jaime Chávarri

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

12. Un domingo feliz (1988) [Serie Los amores difíciles]

* Dirección: Olegario Barrera

* Guion: Gabriel García Márquez, Eliseo Alberto Diego y Olegario Barrera

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

13. Bituima 1780 (1995) [Trilogía De amores y delitos]

* Dirección: Luis Alberto Restrepo

* Guion: Juana Uribe

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

14. El alma del maíz (1995) [Trilogía De amores y delitos]

* Dirección: Patricia Restrepo

* Guion: Humberto Dorado

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

15. Amores ilícitos (1995) [Trilogía De amores y delitos]

* Dirección: Heriberto Fiorillo

* Guion: Heriberto Fiorillo

* Argumento: Gabriel García Márquez

 

16. Edipo alcalde (1996)

* Dirección: Jorge Alí Triana

* Guion: Gabriel García Márquez, Orlando Senna y Estela Malagón

* Argumento: Adaptación libre de Edipo rey de Sófocles

Gabriel García Márquez, amante del cine y la televisión

Series de televisión basadas en la obra de Gabriel García Márquez

 

1. La mala hora (1977)

* Dirección: Bernardo Romero Pereiro

* Guion: Bernardo Romero Pereiro

* Argumento: Basado en la novela La mala hora

 

2. Me alquilo para soñar (1992) [Miniserie de seis episodios]

* Dirección: Ruy Guerra

* Guion: Gabriel García Márquez, Ruy Guerra y Claudio McDowell.

* Argumento: Basado en el cuento “Me alquilo para soñar”, incluido en Doce cuentos peregrinos.

 

Guiones escritos por Gabriel García Márquez para la televisión

 

1. El espejo de dos lunas (1991) [Serie Con el amor no se juega]

* Dirección: Carlos García Agraz

* Guion: Gabriel García Márquez y Susana Cato

* Argumento: Basado en una historia de Susana Cato producida en el taller de guiones de Gabriel García Márquez.

 

2. Contigo en la distancia (1991) [Serie Con el amor no se juega]

* Dirección: Tomás Gutiérrez Alea

* Guion: Gabriel García Márquez y Eliseo Alberto Diego

* Argumento: Eliseo Alberto Diego

 

3. Ladrón de sábado (1991) [Serie Con el amor no se juega]

* Dirección: José Luis García Agraz

* Guion: Gabriel García Márquez y Consuelo Garrido

* Argumento: Consuelo Garrido

 

4. María (1991)

* Dirección: Lisandro Duque Naranjo

* Guion: Gabriel García Márquez

* Argumento: Basado en la novela María de Jorge Isaacs

 

***

¿Te gustaron nuestras ilustraciones? En los 94 años del nacimiento de Gabriel García Márquez, la Fundación Gabo te regala posters y fondos de pantalla sobre García Márquez y sus películas. Puedes descargarlos completamente gratis en el siguiente enlace: https://drive.google.com/drive/folders/1FPKKcSn76P_aChckMp1t4fo2dcwMEaog 

Continúa Leyendo

Sietes chistes ambientados en situaciones absurdas y disparatadas escr...
Cuatro listas de canciones predilectas del escritor colombiano para ce...
Diez sentencias emblemáticas de la Crónica de una muerte anunciada que...

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.