Foto archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center
Lectura

El bolero en 7 frases de Gabriel García Márquez

Siete frases del escritor colombiano sobre el bolero, uno de sus géneros musicales preferidos.

Créditos: 
Foto archivo Gabriel García Márquez, Harry Ransom Center
Redacción Centro Gabo

A principios de la década de los ochenta del siglo anterior, Gabriel García Márquez se propuso hacer un bolero junto al compositor mexicano Armando Manzanero. El escritor se encargaría de la letra y Manzanero pondría la música. Fue un proyecto en el que trabajó durante un año y del que esperaba una enorme satisfacción, pues el bolero era uno de sus géneros musicales favoritos. Sin embargo, después de probar diversas formas de composición, llegó a la conclusión de que le resultaba imposible sintetizar una historia completa en siete u ocho versos. “Trabajamos muchísimo, pero no se pudo”, le comentó a la revista Semana durante una entrevista concedida en mayo de 1985. “Es lo más difícil que hay. Empezamos buscando métodos, viendo cómo podíamos hacerlo. Pero definitivamente no podía escribir, no podía rimar la música que le ponía a la letra. Después él me propuso que escribiera algo así como el argumento, pero eso no me parecía”.

Pese al fracaso de esta empresa musical, García Márquez pudo combatir su frustración con la publicación de su séptima novela, El amor en los tiempos del cólera, cuya trama describió como un bolero sobre amores contrariados. “Ya escribí el vallenato (Cien años de soledad), ahora quiero escribir el bolero”, le dijo al periodista Juan Gossaín en octubre de 1982, poco antes de sentarse narrar el drama sentimental de Fermina Daza y Florentino Ariza. De hecho, durante la escritura de esta emblemática novela, el escritor colombiano escuchó repetidamente muchos de sus boleros predilectos, especialmente “Señora” de Rocío Jurado.

Para comprender mejor la importancia del bolero en la visión del mundo de García Márquez, desde el Centro Gabo hemos seleccionado siete reflexiones del autor colombiano sobre este género. Las compartimos contigo:   

 

1. Una camisa de fuerza para el corazón

 

Perniciosa o no la influencia de los boleros es evidente. No hay situación sentimental, por complicada y diferente que ella sea, que no tenga su bolero prefabricado, propio para ser puesto como una camisa de fuerza en el corazón.

 

“Llevarás la marca”.

Columna escrita por Gabriel García Márquez en El Heraldo, 30 de septiembre de 1950.

 

2.Género revolucionario

 

El bolero expresa sentimientos y situaciones que a mí me conmueven y que sé que a muchísima gente de mi generación la conmovió. Un bolero puede hacer que los enamorados se quieran más, y a mí eso me basta para querer hacer un bolero. Lograr que los enamorados se quieran más, aunque sea un momentico, es culturalmente importante, y si es culturalmente importante es revolucionario.

 

“García Márquez y la música”. Opina, 1984.

Republicado por el Magazine Dominical de El Espectador en octubre de 1985.

 

3. El bolero es la música

 

Hablar de música sin hablar de los boleros es como hablar de nada.

 

“Bueno, hablemos de música”.

Artículo escrito por Gabriel García Márquez en El País y El Espectador, 1 de diciembre de 1982.

 

4. El precio de una buena letra

 

Cambio uno o dos libros, no todos, por una buena letra de un bolero.

 

“Habla Gabo”. Semana, mayo de 1985.

 

5. La enciclopedia de los desencantados

 

El bolero es una entidad operante, funcional, que no se conforma con empalagar el gusto de los admiradores, sino que penetra más hondo y se deja oír, no como una simple melodía, sino como una combinación musical con aplicaciones prácticas. Los Panchos tienen una responsabilidad especial en la humanización de ese ritmo, casi tanta como la que tiene Agustín Lara y que puede ser responsabilidad penal, si se tiene en cuenta el surtido de adjetivos musicalizados que ha puesto en boga y que son una especie de secretario amoroso de los desencantados, una enciclopedia en la que se puede encontrar, clasificados por orden alfabético, el bolero más apropiado para amenizar un buen postre de calabazas.

 

“Llevarás la marca”.

Columna escrita por Gabriel García Márquez en El Heraldo, 30 de septiembre de 1950.

 

6. Una proeza literaria

 

Poder sintetizar en las cinco o seis líneas de un bolero todo lo que el bolero encierra es una verdadera proeza literaria.

 

“García Márquez y la música”. Opina, 1984.

Republicado por el Magazine Dominical de El Espectador en octubre de 1985.

 

7. Colombia y Chile, países fieles al bolero

 

Colombia tiene un mérito que sólo Chile le disputa, y es la de haberse mantenido fiel al bolero a través de todas las modas, y con una pasión que sin duda nos enaltece. Por eso debemos sentimos justificados con la noticia cierta de que el bolero ha vuelto, que los hijos les están pidiendo con urgencia a sus padres que les enseñen a bailarlo para no ser menos que los otros en las fiestas del sábado, y que las viejas voces de otros tiempos regresan al corazón en los homenajes más que justos que se rinden en estos días a la memoria inmemorial de Toña la Negra.

 

“Bueno, hablemos de música”.

Artículo escrito por Gabriel García Márquez en El País y El Espectador, 1 de diciembre de 1982.

Continúa Leyendo

La vida secreta de los pescados fritos en García Márquez

Una crónica sobre el pescado frito y su significado oculto en la ob...

Así se escribió Del amor y otros demonios

Entrevista a Gabriel García Márquez sobre la elaboración de su nove...

©Fundación Gabo 2023 - Todos los derechos reservados.