Relatoría ‘Encuentro Centro Gabo y MinTIC en Ciudad Bicentenario, Cartagena’

Bajo la guía del equipo del Centro Gabo, 39 estudiantes de Cartagena, debatieron acerca del legado de Gabo y de las formas en las que es posible usar las TIC para promoverlo y entenderlo.

Alejandro Mouthon
11 de Junio de 2019

La ciudad de Cartagena, en la costa Caribe colombiana, fue testigo de la evolución periodística y literaria de Gabriel García Márquez. Allí publicó su primera columna de opinión, en la página 4 del periódico El Universal del 20 de mayo de 1948, y fundó, junto con Guillermo ‘El Mago’ Dávila, el periódico que hoy es considerado por muchos como “el más pequeño del mundo”.

Tampoco podemos olvidar que las tramas de novelas como El amor en los tiempos del cólera y Del amor y otros demonios transcurren en el ‘corralito de piedra’ y describen la ciudad. Tanto así, que en una entrevista dada en julio de 1988 a los periódicos O Globo y El Espectador, Gabo expresó: “realmente amo estar en Cartagena; porque soy de allá ¿comprende? Allá tengo una casa simple, sabrosa, acogedora, con vista al mar y a la ciudad vieja. Es como si fuera mi medio ecológico. Creo que cuando uno descubre su medio ecológico, así como las plantas y los animales, hasta el organismo comienza a funcionar mejor”.

Y fue justamente allí donde se realizó el segundo encuentro, luego del primer evento desarrollado en Aracataca, Magdalena, en el marco de la alianza entre el Centro Gabo y el Ministerio de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (MinTIC), con el objetivo de diseñar y ejecutar una campaña digital y un especial multimedia dirigido a niños, niñas y adolescentes. El propósito de la iniciativa es promover la lectura de la obra de García Márquez y desarrollar habilidades en investigación, narración y apropiación social de su legado.

Vale la pena decir que estas dos primeras actividades, de la cinco que se realizarán por todo el territorio nacional, se llevaron a cabo en estas ciudades justamente por su importancia en la vida y obra del premio Nobel de Literatura colombiano. Además, estos dos primeros encuentros se desarrollaron a manera de diagnóstico e insumo para recolectar información para el desarrollo del proyecto multimedia.

En Cartagena participaron 39 estudiantes, entre los 11 y 15 años, de las instituciones educativas Jorge García Usta y Gabriel García Márquez, ubicadas en el barrio Ciudad Bicentenario, quienes debatieron acerca del legado de Gabo y de las formas en las que es posible usar las TIC para promoverlo y entenderlo.

La actividad estuvo bajo la batuta de Ivan Cardenas Donado, Gerente de Programas del Centro Gabo y Renata Cabrales, coordinadora general del proyecto.  Las preguntas orientadoras fueron: ¿Considera que el uso del internet ha impactado su vida de manera positiva? ¿Qué es el realismo mágico? ¿Qué les gustaría ver en un especial multimedia sobre Gabriel García Márquez?

 

El uso del internet y el impacto en la vida de los jóvenes

De acuerdo con un estudio realizado por el operador TigoUne y la Universidad Eafit, que analizó cuáles son los usos que le están dando los niños entre los 9 y 16 años en Colombia a internet, los menores en Cartagena pasan su tiempo jugando en línea (73%), hablando con amigos por redes sociales (77%), escuchando o descargando música (94%) y haciendo tareas (98%).

La investigación determinó también que el 86% de los niños y adolescentes encuestados manifestó que ingresan a Internet todos o casi todos los días. El acceso a Internet se da principalmente a través de dispositivos móviles, con un 69%, mientras que el 37% los hace desde tabletas.

Otros datos de esa investigación ofrecen un panorama preocupante sobre el uso de internet de los jóvenes cartageneros. El 20% de ellos dice que se ha quedado sin comer o dormir a causa de navegar en internet. El 49% dice haberse sentido disgustado cuando no se ha podido conectar a la red. Además, el 22% dice haber descuidado a su familia por el tiempo que pasa conectado.

Todo lo anterior se vio reflejado en el encuentro. Cuando a los jóvenes se les preguntó con que frecuencia utilizan el internet, respondieron en masa que a diario. No obstante, dos de los jóvenes participantes afirmaron que su acceso a internet es limitado porque no cuentan con dicho servicio en su hogares. Asimismo, otro joven estudiante manifestó que, si bien en su casa contaban con acceso a internet, sus padres regulan el uso de este y le tienen prohibido el uso de dispositivos móviles.

Otra de las preguntas dirigidas a los jóvenes fue:  ¿Considera usted que el uso del internet ha impactado de manera positiva en su vida? En este caso las opiniones fueron dividas y se escucharon variedad de argumentos como:

  • “El internet ha impactado de manera negativa porque ya no nos despertamos con un ¡Muy buenos días!, ¡hola, mamí! o un ¡hola, papí! Ahora despertamos y lo primero que saludamos es al celular”.
  • “El internet ha infuido de manera negativa porque antes jugabamos a la ronda, el escondido y a ese tipo de juegos populares entre amigos. Ahora somos mas sedentarios”.
  • “Ahora queremos imitar y seguir el estilo de vida de los iconos, de los famosos de las redes sociales y no vivimos nuestra propia vida. Por el contrario, hemos perdido el amor propio, por eso considero que el internet ha influido de manera negativa”.
  • “El internet ha influido de manera positiva, ya que nos permiten estar en contacto con los seres queridos que estan mas lejos”.
  • “Nos permite mantener vivas nuestras tradiciones y que las conozcan en otro lugares del mundo, por eso el internet ha impactado de manera positiva en nuestras vidas”.
  • “El internet ha impactado de manera positiva en nuestras vidas, pero debe ser regulador con mayor rigidez y se deben hacer algunos cambios: que las  personas no proliferen informaciones falsas, que el internet sea usado para ayudar a otros.  Está en nosotros guardar el celular y salir a jugar y a explorar lo que nos rodea”.

 

Los datos revelados por la investigación de TigoUne y Eafit  coinciden con la información recogida a viva voz en el encuentro. Queda claro que los jovenes se conectan con relativa independencia de sus padres y gastan la mayor parte de su tiempo libre en la internet. Ellos mismos son conscientes que el uso que le dan a este no es el mejor, lo que abre una serie de retos y oportunidades para el desarrollo de este especial multimedia sobre el legado en movimiento de Gabriel García Márquez.

 

¿Qué es Macondo? ¿Dónde queda?

Macondo es un lugar no palpable, producto de la imaginación de Gabo, que por virtud de su genialidad cada vez parece más real. No obstante, quien se atreva a responder qué es Macondo, o dónde queda, deja en claro que algo sabe sobre la vida y obra del autor de Cien años de soledad.

En Cartagena escuchamos algunas respuestas a estos interrogantes como los siguientes:

  • “El realismo mágico es la forma en que García Márquez combina lo fantastico con lo real a través de de historias sobre la vida misma, los conflictos del continente”
  • “El realismo mágico es la facilidad que tenia Gabo para contar sus historias. Historias que el imaginaba y ligaba con el mundo real”
  • “Macondo es un pueblo ficticio, donde se desarrolla la obra más importante de Gabriel García Márquez: Cien años de soledad. Macondo esta inspirado, quizá, en pueblos donde Gabo vivió en su infancia, como Aracataca, lugar donde él nació. Pero a decir verdad, Macondo no es un lugar, eso no existe. Si existiera, seria Colombia”.

 

En este punto no debemos detenernos a analizar que respuesta es mejor. Lo importante es apreciar la diversidad e inmensidad en cada una de ellas, que muestran —al menos— un conocimiento básico del legado del Nobel de literatura.

Pero eso no sucede siempre, y es preocupante. En la actividad también se encontraron estudiantes que no sabian con claridad quien fue Gabriel García Márquez, diciendo por ejemplo: “he escuchado ese nombre, pero no recuerdo bien quien es o que hace”.

¿Cómo explicarlo? Para eso debemos tener en cuenta contextos como niveles de estudios, acceso a la información o niveles socioeconomicos. De cualquier manera, esto sucede porque hay una falla en el sistema educativo. Todos y cada uno de los colombianos deberíamos saber, sin vacilación, quien es Gabriel García Márquez.

Por esto cobra cada vez más validez el proyecto que ejecutan el Centro Gabo y MinTIC para promover el legado en movimiento de Gabo a través de una campaña digital y un especial multimedia dirigido a jóvenes.

Por otro lado, vale la pena comentar el esfuerzo que realiza la Institución Educativa Gabriel García Márquez por desarrollar la ‘catedra Gabo’ en sus aulas de clases, con el objetivo de reproducir el conocimiento de la vida y obra del escritor. Los alumnos de esa institución demostraron un conocimiento sobresaliente de los datos biográficos de la vida del escritor colombiano.

 

El especial

En este encuentro se mostró, por primera vez, un boceto del especial multimedia. El equipo de Centro Gabo expuso su estructura preliminar y la forma de navegarlo a los 39 estudiantes y dos profesoras. Los asistentes identificaron elementos de interacción claves como botones de envío y espacios de participación, y los jovenes sugirieron algunas historias o curiosidades que les gustaria ver en el proyecto multimedia:

  1. Amistad entre Gabriel García Márquez y Fidel Castro
  2. Como conquistó Gabo a Mercedes Barcha
  3. Talla de zapatos de Gabriel García Márquez
  4. ¿Por qué Gabo se fue a vivir fuera de Colombia?
  5. ¿Cómo fue la infancia de Gabriel García Márquez?

 

Sobre el encuentro

El encuentro estuvo liderado por el equipo del Centro Gabo, bajo la guía principal de Iván Cardenas, gerente de programas del Centro y con el apoyo de Renata Cabrales, coordinadora del proyecto entre el Centro Gabo y MinTIC. También contó con la colaboración de la Fundación Mario Santodomingo,  que adelanta un macroproyecto en Ciudad Bicentenario, zona de la ciudad donde se realizó el encuentro.

La actividad tuvo una duración de dos horas y media. Al inicio se realizaron actividades lúdicas para crear empatía entre los estudiantes participantes. Luego se aplicaron encuestas de apropiación digital y se discutió sobre el buen uso de la nuevas tecnologías. Finalmente, se les presentó a los estudiantes un boceto del especial multimedia.

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.