Relatoría del taller “Reportería, la ruta de la creación”, dirigido por Ginna Morelo

Bajo la guía de la periodista colombiana Ginna Morelo, jóvenes entre los 11 y 17 años, conversaron en Cartagena, Colombia, sobre el poder contar y compartir historias.

Orlando Oliveros Acosta
24 de Noviembre de 2019

El 27 de octubre de 2019 se realizó en Cartagena (Colombia) el taller “Reportería, la ruta de la creación”, dirigido por la periodista colombiana Ginna Morelo. Esta actividad fue organizada por el Centro Gabo de la Fundación Gabo, chicos.net y Save The Children Latinoamérica, y contó con la participación de 25 jóvenes, entre los once y diecisiete años, provenientes de 12 países de América Latina.

En el taller, Ginna Morelo presentó a los asistentes varias recomendaciones para ejercer un periodismo de calidad en tiempos donde el flujo de la información se ha convertido en un fenómeno imprescindible para entender la realidad. La sesión abordó dos temáticas principales: el oficio del reportero y el arte de la entrevista. La curiosidad, la imaginación, el conocimiento y la exactitud fueron los pilares con los cuales Morelo sustentó sus planteamientos de un buen periodismo, todo ello vinculado con un componente ético que debe ser inquebrantable desde el instante en que se quiere contar una historia hasta el momento de su difusión.

A partir de estas pautas, los jóvenes intercambiaron experiencias sobre los principales problemas de sus países y propusieron formas de contrarrestarlas a través de campañas de participación digital e historias periodísticas.

Las cualidades de un buen reportero

Reportear es buscar la verdad. Para Morelo, el reportero es un vehículo o canal que busca información importante y la transmite de forma veraz. En ese sentido, el periodismo es un servicio social que se ejerce para informar, educar sobre el contexto socio-político actual y contar historias que enlacen los dramas humanos particulares con los datos de amplia envergadura. Desde esta perspectiva, un excelente reportero debe poseer al menos cuatro atributos esenciales:

Curiosidad. Conduce al periodista a lugares desconocidos de una historia. Implica siempre hacerse buenas preguntas, seleccionar un acontecimiento importante y cuestionar el por qué, el cómo y el quién de una historia, de manera que se pueda orbitar constantemente en los misterios que rodean las causas y consecuencias de un problema. “Cuando el periodista no es curioso”, advierte Morelo, “hace las mismas preguntas que los demás y repite lo que otros ya han dicho”.

Imaginación. Impide que aquello que el periodista cuenta se torne aburrido.Esla creatividad de quien indaga y pregunta, distinta a la del cuentista o novelista, pero similar en la medida de que es capaz de formular preguntas ingeniosas a sus fuentes y mantener al lector entretenido al tiempo que lo informa.

Conocimiento. Permite a la curiosidad y a la imaginación realizar su trabajo. Es el saber previo con el cual el reportero aborda a sus fuentes y al tema que pretende cubrir. En el periodismo no es necesario que el periodista lo sepa todo, pero sí es un imperativo que el periodista sepa quién sabe esas cosas que él ignora. Se trata del grado de preparación conceptual en el momento de contar una historia. 

Exactitud. El uso de datos exactos le abre los ojos y oídos a la audiencia. Un verdadero reportero ve e informa con precisión. La falta de rigurosidad conduce a las generalizaciones y alejan a lectores y oyentes de la verdadera historia.

Cinco preguntas claves en reportería

Antes de salir a la calle y encontrarse con la noticia, el reportero debe formularse una serie de preguntas claves para garantizar un mejor aprovechamiento de su historia. Para Morelo, estas preguntas  son:

1. ¿De qué trata lo que yo quiero contar? Esta pregunta busca definir el tema concreto de aquello que se desea contar. Respondiéndola, el reportero se ubica en su historia.

2. ¿Cuál es la dimensión y alcance de la historia? Esta pregunta mide el grado de importancia y gravedad de la historia.

3. ¿Cuáles son las fuentes a consultar? Esta pregunta dirige al periodista a documentos, personas o instituciones expertas sobre la problemática que se está cubriendo.

4. ¿Qué vida voy a escoger para contar la historia? Esta pregunta selecciona a los representantes particulares de un problema colectivo, es decir, los rostros visibles de los datos y las estadísticas. Todas las problemáticas aterrizan y se expresan mejor cuando se focalizan en la vida de una persona que las vive.

5. ¿Cuál es el formato que quieres para tus historias? Esta pregunta decide el formato y género en que será presentada la historia. Las historias pueden ser producidas para la televisión, la radio, el podcast o la prensa escrita; también se pueden expresar en documental, crónicas, reportajes, entrevistas o infografías.

Ser reportero en la calle: un oficio para sabuesos

En la calle, cuando ya ha respondido las preguntas que preceden a su trabajo de campo, el reportero debe implementar todas las habilidades detectivescas que tiene a su alcance. Morelo aconseja seis acciones fundamentales:

  • Seguir tu olfato. El ámbito de la noticia está lleno de pistas y le corresponde al reportero seguirlas una a una, con la intuición que le permiten su curiosidad y su imaginación. 
  • Llevar tus preguntas. La preparación. Cuando se esté frente a frente con las fuentes directas, es necesario tener las preguntas a la mano. Es posible que surjan preguntas que no se tenían previstas, pero es mejor tener otras como puntos de partida.
  • Asumir un permanente estado de alerta. El contexto y el ambiente son tan importantes y comunicativos como las fuentes. El reportero debe darse cuenta de todo lo que se encuentra a su alrededor. 
  • Aprovechar los silencios.  El silencio también comunica detalles importantes. Un entrevistado que calla ante una pregunta incómoda, otro que le cuesta hablar una escena escabrosa… todo ese el válido como información.
  • Buscar diversas fuentes. Esto posibilita contrastar y enriquecer la historia de muchos matices y puntos de vista. 
  • Asombrarse. El reportero que se asombra siempre va a encontrar cosas nuevas.

La transparencia con las fuentes y los tipos de información

Hacer reportería incluye un componente ético inquebrantable. Dentro de esta ética, la transparencia que un periodista debe tener con sus fuentes es uno de los aspectos más relevantes. Todo reportero está obligado a decirle a sus fuentes la intención comunicativa de su trabajo en curso. Sumado a esto, también debe haber adquirido el consentimiento de sus informantes al momento de usar o revelar la información que reciba de estos.

Un reportero que presuma de una ética férrea tiene que distinguir los tipos de información que sus fuentes le suministran y respetar las dinámicas de cada una de ellas. Morelo las clasifica en tres:

1.  Información pública. Es aquella que permite al reportero usar el nombre y los datos de las fuentes, ya sea porque están en un documento público o porque las mismas fuentes así lo convienen.

2. Información no atribuible.Es aquella que se proporciona para ser publicada, pero sin que pueda a darse a conocer la identidad de la fuente.

3. Información de referencia.La llamada información off the record. Se proporciona generalmente para no ser publicada y sirve para orientar al periodista en la investigación de su historia.

El arte de la entrevista

La entrevista es un recurso inevitable en el oficio periodístico. Con ella el reportero obtiene gran parte de la información sobre sus fuentes y la historia que desea contar. De acuerdo con Morelo, para realizar una buena entrevista el entrevistador tiene que haberse preparado con antelación y hacer uso de los “cinco sentidos del periodista” que plantea el maestro Ryszard Kapuscinski: estar, ver, oír, compartir y pensar. Luego, durante el intercambio de palabras con el entrevistado, el reportero debe descubrir los detalles ocultos en la gestualidad y la argumentación de su interlocutor, buscar escenas memorables en el diálogo y relacionar la información adquirida con una investigación basada en cifras.

Finalmente, la entrevista como arte y herramienta necesaria del periodista, exige del reportero los siguientes pasos:

  1. Elegir un personaje.
  2. Investigar a profundidad ese personaje.
  3. Establecer un objetivo principal en torno a la entrevista.
  4. Seleccionar varios temas a tratar.
  5. Realizar una lista de preguntas.
  6. Observar y prestar atención a los detalles durante la entrevista.
  7. Tomar nota y grabar.
  8. Redactar y autoeditar.

¿Quién es Ginna Morelo?

Magíster en Comunicación, presidenta de Consejo de Redacción y editora de la Unidad de Datos de El Tiempo de Colombia. Es una de las editoras de Venezuela a la fuga, trabajo ganador del Premio Gabo 2018 categoría Cobertura. Autora de los libros Tierra de sangre y Córdoba una tierra que suena. Coautora de tres libros de crónicas y dos manuales de periodismo. Ha publicado también en Jot Down Cultural Magazine, El Espectador, Revista Semana, Verdad Abierta y La Silla Vacía. Ha sido tres veces ganadora del Premio de Periodismo Simón Bolívar y Premio Iberoamericano de Periodismo ‘Sociedad para Todos´. Fue finalista y obtuvo una mención de honor del Premio de Periodismo de Investigación del Instituto Prensa y Sociedad (Ipys). Ha sido becaria de la Fundación Gabo y de Ipys.

Sobre el Centro Gabo

El Centro Gabo es un proyecto en modalidad de alianza público-privada y académica que busca generar procesos de apropiación social del conocimiento a partir del legado en movimiento de Gabriel García Márquez, para despertar e impulsar vocaciones hacia las artes y las ciencias, promover el pensamiento crítico e innovador, e inspirar y formar a la ciudadanía en el uso ético y creativo de la investigación, narración y divulgación de historias.  

Este proyecto surge a partir de la Ley de 1741 de 2014, expedida por el Congreso de Colombia luego del fallecimiento de Gabriel García Márquez.

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.