La suerte del reportero novato

Siendo becario de la agencia Colprensa, me pusieron la tarea de buscar al autor de la portada de Crónica de una muerte anunciada. No solo encontré al maestro Hernado Vergara, obtuve la "Chiva" de la portada y entrevisté a Gabo. Trabajaban en ello.
Por:
Néstor Raúl Osorio

A propósito de casualidades y buena fortuna. Treinta años después de haberlo realizado, el artista gráfico Hernando Vergara, ilustrador de las portadas de las ediciones Oveja Negra de la obra de Gabriel García Márquez, accedió a compartir el reportaje fotográfico que él había realizado en el Gran Hotel de Estocolmo el día después (11.12.1982) de la ceremonia de entrega de los distintivos del Premio Nobel de Literatura a Gabo.
 
Lo hizo en un libro titulado Historia sin tiempo, en el que narra su propia anécdota: “La situación fue contagiosa. Yo, que había trabajado con él en otras obras y situaciones, nunca lo había visto tan feliz como esa noche, cantaba, bailaba... hablaba con todos...La situación, tan familiar, no me dejó otro remedio que salir de la fiesta en busca de una cámara. Un turista del hotel, que no conocía de nada,  accedió a dejarme la suya que era desechable (supongo que me vio tan desbordante como al mismo Gabo que me la dejó sin ningún problema).”
 
Un día, ojeando libros en las Islas Canarias (España), donde vivo, tuve la fortuna de encontrar un ejemplar de Historia sin tiempo, del maestro Vergara. Me conmovió de forma especial, tanto que hoy quiero compartirlo con todos ustedes en este peculiar formato. Un reportaje en el que Vergara (sin ser fotógrafo) nos muestra al Gabo más humano, un logro que hasta entonces nunca antes había conseguido nadie, ni a ningún precio. Que lo disfruten.

Video
Like: 
4